Loading...

domingo, 18 de mayo de 2014

MAMA TU HIJO SERA LO QUE TU QUIERAS QUE SEA

En las adversidades siempre sale a luz la virtud



Los profesionales saben mucho sobre autismo y son nuestras guías, pero los padres y sobre todo las madres somos los que lo vivimos, de ahí la importancia de abrirnos al mundo y en muchas ocasiones dejarnos llevar por la intuición
 Una de las maneras más eficaces de poder enfrentar y seguir creciendo como personas afectadas por el autismo es compartir, investigar, pero sobre todas las cosas en la vida es actuar y muchas veces dejarnos llevar por la intuición de madres.  Debe ser así porque los profesionales saben mucho científicamente pero los que lo vivimos somos las familias y en especial las madres. 
 Hace poco vi una entrevista en televisión de la madre de un niño con síndrome de Down y ella contaba su historia desde cuando nació su hijo, tuvo la suerte de dar con un profesional que le dijo recién nacido su hijo: “ MAMA TU HIJO SERA LO QUE TÚ QUIERAS QUE SEA”. Ella entendió perfectamente el mensaje y desde el minuto uno se dedico a que su hijo tuviera un  desarrollo lo más parecido a la de un chico sin minusvalía, con la ayuda de sus padres este chico comenzó a caminar al año como lo hacen los otros niños sin problemas, lo que no es normal en los niños con Down, y así sucesivamente ha ido ayudando a su hijo para que desarrolle el máximo potencial, hoy en día su hijo tiene 21 años y es un chico con bastante autonomía.
 Mi experiencia me dice que efectivamente nuestros hijos con autismo pueden llegar a desarrollar un enorme potencial a lo largo de su vida, pero que nunca debemos parar, siempre hay algo que les podemos enseñar y ellos poder aprender, no porque ya hayan pasado la adolescencia podemos dejar de enseñar, ellos como cualquier otro ser humano tienen la capacidad de seguir aprendiendo durante toda su existencia y de esa manera poder a llegar a tener mejor calidad de vida.
Es un gran avance para nuestros hijos que los profesionales hayan entendido, que  los niños y personas con autismo les viene muy bien compartir con personas neurotipicas, nunca he estado de acuerdo ni lo estaré en que solo compartan con otras personas con autismo, pues ellos necesitan ver patrones diferentes para que puedan entender el mundo para el que no vienen preparados.
Todas los niños o personas con autismo logran mejores resultados en socialización cuando comparten con personas neurotipicas, lo digo desde mi propia experiencia. Cuando mi hijo fue diagnosticado con autismo estuvo en principio yendo a centros exclusivos para niños con autismo, desde mi intuición de madre decidí en contra de los profesionales que mi hijo debía compartir colegio con niños neurotipicos,  me hicieron firmar papeles donde decía que mi hijo se escolarizaba bajo mi responsabilidad, es decir si el niño empeoraba la culpa era mía, los resultados fueron extraordinarios, aunque hubieran podido ser mejores, pues no se me admitió que en el aula existiera una persona de apoyo directo para mi hijo. 
 Aún así Juan Pablo aprendió muchísimo, dejo de ser un niño que no respetaba normas de convivencia a ser un chico muy educado que respeta sin ningún tipo de problemas las reglas que se le impongan, se dio cuenta que existían otras formas diferentes de interactuar en la vida, adquirió mucho más vocabulario, etc.

Siempre estoy investigando e informándome de todo lo que se relaciona con el autismo, me he llevado una sorpresa muy grande y es ver  al psicólogo que me trato de convencer por todos los medios para que no llevara a mi hijo a integración con niños neurotipicos, dando conferencias y explicando los grandes beneficios que pueden tener los niños con autismo cuando se relacionan con niños neurotipicos, el tiempo me ha dado la razón, mi intuición de madre me ha dado grandes resultados. 
Siempre animo a las madres a que se dejen también guiar por la intuición, pues nosotras somos las que vivimos el autismo de los niños las 24 horas del día, las que observamos cada una de sus necesidades, de sus pequeños o grandes logros, y de acuerdo como lo veamos podemos ir ayudando de la manera que creamos más conveniente a nuestros hijos. 
Gracias por seguirnos, por leer nuestra experiencia y sobre todo por compartir y difundir lo que es el diario vivir de una persona con autismo, que quiere ser parte de una sociedad que en ocasiones por desconocimiento no es lo suficientemente amable y tolerante con nuestros hijos. Gracias, gracias, gracias