Loading...

domingo, 9 de marzo de 2014

LA NATACION EN LAS PERSONAS CON AUTISMO


NOS LANZAMOS AL AGUA  
Porque en varias ocasiones tuve que lanzarme detrás de mi hijo con ropa porque él se había lanzado al agua………………………………………………..
Siempre hago énfasis en que hablo desde nuestra propia experiencia, nunca desde el punto de vista científico, pero con excelentes resultados, en último es lo que siempre me ha importado obtener, resultados. Traigo a colación este tema pues hace muchos años asistía anualmente a grandes congresos sobre autismo, de los cuales recibía mucha información científica, desde luego muy importante, el problema es que lo que yo quería para mi hijo no lo veía ni lo encontraba en estos fascinantes congresos,  quería cosas prácticas, buscaba soluciones no hipótesis, así fue como un día con la sinceridad  que siempre he actuado en la vida o lo que algunos llaman cinismo que me caracteriza le dije a una directora de estos eventos en plena reunión que la parte científica venía bien para los profesionales  pero a mí no, yo quería la parte practica. No quiero decir con esto que este tipo de congresos sean inútiles, son de suma importancia, pero realmente cuando comenzamos la aventura de vivir con un hijo con autismo, queremos soluciones, queremos saber cómo tratarlos, que hacer para que ese chico o chica pueda socializar, pueda ser parte de una sociedad para la que ellos no vienen preparados.  
Los médicos aconsejan normalmente, la práctica de la natación  porque estimula la capacidad cardiorrespiratoria, desarrolla en armonía todo el organismo, y relaja la  excesiva tonicidad muscular de la tarea diaria.  La natación es uno de los deportes más completos, a  los bebés les sirve como un medio de estimulación temprana,  confiere excelentes estímulos al crecimiento y al desarrollo, su práctica tiene muchos beneficios, uno de ellos es la relajación, y se puede hacer desde la infancia hasta la vejez,  es algo que en la mayoría deportes no  sucede.  
Cuando mi hijo se inicio en la natación solo tenía un año de edad, aún no estaba diagnosticado como autista, digo que se inicio al año casi que por sí solo pues estos niños a diferencia de los neurotípicos a veces hacen unas cosas que nos dejan perplejos. Juan Pablo se encontraba en una piscina, por supuesto sentado en un flotador, su hermana estaba en la piscina con él, en ese entonces ella tenía cuatro  años, ella decidió que su hermano debía lanzarse al agua y lo lanzo sin Juan Pablo saber nadar, cuando me di cuenta el niño estaba saliendo del fondo de la piscina por sus propios medios, como lo hizo? no lo sé,  hay muchas cosas que me han sucedido con él sin encontrar una explicación lógica. Juan Pablo sentía una atracción grandísima hacia el agua, cuando se le llevaba a piscina no quería salir, el problema realmente grave vino fue cuando no le importaba lanzarse al agua con ropa y donde fuera, por eso en muchas ocasiones yo terminaba nadando en los sitios menos indicados y con ropa. En mi mente quedo grabada una escena, muy graciosa hoy, ese día nada de graciosa, estábamos en Aranjuez, era primavera y sus maravillosas fuentes funcionando, luego el paisaje era precioso para hacer unas cuantas fotografías, eso si,  hacia frio, estábamos ese día aún con abrigos. Bueno como me encantan las fotos decidimos con una amiga que ella me haría unas fotos con mis tres hijos al lado de una maravillosa y gigantesca fuente, mala idea de mi parte, pues en el momento que senté al niño a mi lado aprovecho el menor descuido y se lanzo al agua, por supuesto detrás de él yo, él salió sonriente y pletórico de felicidad con una sonrisa de oreja a oreja, yo Salí mojada hasta el apellido, y llorando de impotencia, él con su infinita inocencia me miraba y sonreía, y así varias veces.
Como le fascinaba el agua desde los tres años de edad estaba en escuelas de natación, el problema era en que escuela querían aceptar a un niño que no recibía ordenes, que ni si quiera respondía al nombre cuando le llamaban,  no respetaba turnos, etc, etc. Bueno siempre convencida  que mi hijo tenía derecho y podía busque y busque, en la gran mayoría me le cerraban las puertas, pero  hubo una que me lo acepto hasta que pasó la edad de estar con pequeñines, era la única mamá que tenía que entrar por obligación a donde se desarrollaba la actividad para ayudar a controlar al niño cuando no quería seguir las normas del curso de natación, ese fue el compromiso con la escuela de natación, y lo consiguió, estuvo durante tres años yendo a clases de natación durante tres días en la semana. Luego cuando ya fue más mayor se integró en un club de natación, esta confederado y asiste a competiciones, incluidas las de relevo. Lo disfruta mucho, le encanta, es absolutamente feliz con la natación. En la época del verano cuando abren las piscinas Juan Pablo se pone muy feliz, todos los días baja a nadar durante una o dos horas al día como mínimo.Eso le hace sentirse muy autónomo, pues el mismo es el que organiza su mochila para ir a la natación, ya sea en competición o en la época del verano. Al comienzo escribí NOS LANZAMOS AL AGUA, porque casi nunca obtuve la aprobación de los profesionales en la mayoría de terapias para Juan Pablo, el tiempo me ha demostrado que mi intuición tenia razón, en ocasiones tuve que firmar papeles donde decían bajo mi responsabilidad, también es cierto que eran otros tiempos.

Mi intención de compartir  nuestra historia cuando ya mi hijo va a cumplir los veinte años es que sirva de apoyo para las familias que apenas están empezando, yo llevo un camino recorrido, y tengo algo absolutamente claro,  seguiré recorriendo este camino, seguiré tratando de guiar a mi hijo hasta el fin de mi existencia, que puede ser mañana en meses o en muchos años, es lo que hay, y no lo digo  con melancolía alguna, al contrario me siento afortunada de estar compartiendo con mi hijo, el tener que explorar el mundo muy despacito, es algo hermoso, disfrutas del más mínimo detalle, del más pequeño de los logros, y para mi ESO ES VIVIR, lánzate al agua no importa que sea con ropa, con el tiempo solo son anecdotas!!! 
Nos gustaría recibir sus comentarios en nuestro blog, o si sabes de algo que nos pueda ayudar a seguir creciendo como personas también es muy importante. Gracias